Noticias

BMW pinta el coche más negro del mundo

Es la sustancia más oscura del mundo, un agujero de luz. El Vantablack, nombrado por el acrónimo inglés ‘Vertically Aligned Nano Tube Array’ se traduce como conjunto de nanotubos alineados verticalmente. Cuando la luz alcanza esta sustancia, en lugar de reflejarla, queda atrapada, y BMW ha querido ser el primer fabricante en utilizarlo en sus coches.

El elegido ha sido el BMW X6, al que se le ha aplicado Vantablack VBx2, diseñado originalmente para los ámbitos de la arquitectura y la ciencia. El recubrimiento que se ha aplicado al SUV de la firma bávara ha conseguido una reflectividad desde todos los ángulos de casi cero. Con esta materia se pierde la sensación de profundidad espacial, haciendo que el ojo humano lo perciba casi como un objeto bidimensional. Ahora la enorme calandra del X6 es aún más protagonista.

El proyecto ha surgido de la mano del desarrollador de Vantablack, Surrey NanoSystems, que asegura que han rechazado “muchas propuestas de otros fabricantes de automóviles” antes de aceptar la de BMW.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *